La compañía

'Lear' (1987)

‘Lear’ (1987)

En 1977 se estrena el primer espectáculo de la compañía de teatro La Tartana, “Polichinela”. Este clásico de los títeres de guante anunciaba ya desde el comienzo el interés de esta compañía por el mundo de las marionetas. 
A lo largo de esta trayectoria la compañía ha estrenado 37 espectáculos que en furgoneta han viajado por medio mundo y conocido muchos grandes festivales. Su idea fue siempre experimentar con todo tipo de marionetas, jugar con materiales, tamaños, luces y colores. Y a través del trabajo dar vida a los muñecos creados. El resultado han sido obras que ya han quedado en la historia del teatro, además de en la memoria de muchos.

Comenzaron conquistando la calle, sus primeros espectáculos recorrieron las plazas y los parques no solo de los pueblos españoles sino de toda Europa. Así, espectáculos como “Atracciones de Tartana” (1979) o “Pasacalles 80” (1980) fueron sus primeras obras.
El éxito de los espectáculos unidos a las ganas de crecer en el mundillo les dio la fuerza para atreverse a entrar dentro de los teatros. Así han revivido a grandes reyes como “Lear” (1987) o a famosas óperas como “La flauta mágica” (1988).

Desde su espectáculo “La roca y la colina” (1996) la compañía se centra en espectáculos para el público infantil. Donde mezclan la experiencia, la técnica y la calidad de los espectáculos con una tarea pedagógica y educativa. La Tartana ha demostrado que no solo busca contar una historia, sino recrear un mundo. A través de su cuidada estética, tanto la escenografía como los títeres, nos trasladan a escenarios fabulosos.
Después estrenarían “Frankestein” que se llevaría en 1998 el Premio Max de la Artes Escénicas. Y que cautivaría a todo tipo de público.

Juan Muñoz, director y fundador de la Compañía, es todo un veterano en la profesión. En zancos, disfrazado o a través de sus marionetas ha recorrido infinidad de países con sus espectáculos. Descubrió su pasión por los títeres de la mano de Paco Peralta, uno de los más famosos constructores de marionetas y de espectáculos de teatro. Desde hace unos años está centrado en la construcción y dirección de las obras, a las que sin miedo a innovar siempre añade su sello propio.

'El niño y los sortilegios' (2004)

‘El niño y los sortilegios’ (2004)

En 2004 se une al equipo Inés Maroto, nacida en el mundo de las bellas artes y con una sensibilidad especial con los niños. El nuevo equipo estrenará la fantástica ópera de Ravel “El niño y los sortilegios” (2004). Un proyecto arriesgado por ser ópera para los más pequeños pero que les trajo la satisfacción del éxito. Tres años en gira, este espectáculo recorrió todo tipo de teatros. A partir de ahí el nuevo equipo se enfrentó a historias como “El Quijote” (2005) o Piratas” (2006). Y más tarde historias propias como “Petshow” (2007), Historias de derribo (2009) o Vacamioneta” (2008). Esta última también se llevó un gran abrazo tanto del público como de la crítica. Una preciosa historia contada por un juguetero que va dando vida a los objetos.

Los últimos estrenos aún continúan en cartel. Monstruos en la maleta” (2010) cuenta la historia de dos seres que nacen separados y que tendrán que enfrentarse solos a los retos de la vida, para más tarde encontrarse y aprender a convivir. Y, una vez más, volvió a arriesgarse con una ópera infantil, escogiendo la historia Hansel & Gretel” (2011). El espectacular despliegue artístico sumado a la belleza de la música emocionó al público de todas las edades. La Compañía demostró cómo es posible combinar ópera y público infantil y triunfar. Tras su incursión musical, crean “El Guardián de los Cuentos”, espectáculo que obtiene un rotundo éxito, recorriendo numerosos Festivales en los cuales la acogida ha sido siempre excelente y no solo ha sido bien recibido por el público profesional, en su recorrido por toda España y fuera por medio de la AECID. Finalista a los Premios MAX al Mejor espectáculo infantil en 2015. Con “El Sueño del Pequeño Guerrero”, La Tartana recupero el trabajo con el títere más clásico, llevando los rincones más increíbles de África, hasta nuestros teatros. Un espectáculo repleto de aventuras y sorprendentes personajes. Tras su viaje africano, tuvo lugar el estreno de “Atrapasueños”, logrando ser seleccionado para su presentación en el Festival Internacional de Teatralia 2015 y FETEN 2016. Por último, desde hace ya unos años, en La Tartana enfocaron su trabajo hacia el público infantil obtenido un enorme éxito, provocando que estos se mantengan en cartel durante muchos años. Esto les animo a arriesgar, lanzando un espectáculo dirigido a un público adolescente, cuyas opciones teatrales suelen estar muy limitadas. Con “Don Juan. En las sombras de la noche”, lograron una propuesta novedosa, que acerca al público la inmortal obra de Zorrilla, de una manera fresca y original.

La Tartana ha demostrado que sus obras son de gran calidad, mezclando todo tipo de dimensiones, desde el pequeño teatrillo hasta los andamios. También buscan relacionarse con otras disciplinas, incluyendo proyecciones y efectos especiales. Para este despliegue de medios en cada espectáculo trabajan en el escenario cuatro o cinco personas, que con una precisa coordinación y un trabajo que busca perfección, hacen que en cada espectáculo el público no pare de sorprenderse.

Y así La Tartana luchando contra la eterna crisis del teatro y sabiendo que cada aplauso es una victoria, sigue creando con ilusión cada nuevo espectáculo. Y todavía les quedan historias que contar, títeres que crear y mundos que explorar.

¡Que se abra el telón que siempre habrá una nueva representación!